Hace ya mucho tiempo que el uso de láseres de holmium se aceptó como el método de referencia para el tratamiento de la HBP.
El alto grado de precisión y la eficacia mejorada del láser de holmium permiten a los cirujanos extirpar con eficiencia el tejido prostático agrandado, lo que se traduce en la disminución rápida de los síntomas y el alivio de la retención urinaria; este método ofrece una solución a largo plazo.
Dos tratamientos habituales de la HBP aprovechan las ventajas exclusivas del láser de holmium: enucleación prostática mediante láser de holmium (HoLEP) y vaporización prostática mediante láser de holmium (HoLVP).

VER MÁS

opción de tratamiento n.º 1 – ENUCLEACION PROSTATICA

mediante láser de holmium (HoLEP)

Procedimiento

Durante el procedimiento HoLEP, que se realiza con anestesia general o local, el médico le insertará un tubo estrecho, denominado cistoscopio, en la uretra.
A continuación, a través de este tubo, introducirá un cámara especial muy delgada y una fibra de láser de holmium. La cámara permite al médico ver con claridad la próstata y la vejiga y favorece la precisión del procedimiento.
Después, el médico aplicará el rayo láser de holmium de alta energía a toda la longitud de la fibra para separar el tejido prostático agrandado de la cápsula. El procedimiento es parecido a pelar una naranja desde dentro y permite extirpar completamente el componente obstructivo de la próstata y dejar la cápsula intacta.
A continuación, el médico desplazará temporalmente este tejido al interior de la vejiga, desde donde lo extraerá con la ayuda de un dispositivo de extracción especial. El procedimiento completo se realiza sin necesidad de practicar ninguna incisión cutánea y, por lo tanto, es mínimamente invasivo.

See all See less

¿Qué cabe esperar después del procedimiento?

La gran eficacia del procedimiento HoLEP hace posible que, por lo general, los pacientes puedan irse a casa el día siguiente a la intervención quirúrgica. Es posible que experimente algo de sangre en la orina, aunque debería remitir en 24 horas. Asimismo, la colocación de un catéter uretral para evacuar la orina de la vejiga durante las 24 horas posteriores a la intervención quirúrgica es una práctica habitual.
Una vez extraído el catéter, notará de inmediato el alivio de los síntomas de la HBP, así como una mejora de su calidad de vida. Podrá retomar su rutina diaria en muy poco tiempo, con dolor o molestias mínimos.

See all See less

opción de tratamiento n.º 2 – Vaporización prostática

mediante láser de holmium (HoLVP)

Procedimiento

Durante el procedimiento de vaporización prostática mediante láser de holmium (HoLVP), una única fibra de láser se inserta en el tracto urinario hasta que alcanza la próstata.
A continuación, el cirujano aplica la energía del láser de holmium directamente al tejido prostático obstructivo. El tejido prostático absorbe la alta energía emitida por el láser, lo que causa que el tejido se vaporice a continuación. Esta operación se repite hasta que el tejido prostático se ha eliminado en su totalidad.
Gracias a la precisión de penetración del láser de holmium, no se producen daños colaterales en los tejidos circundantes. Posteriormente, el tejido prostático vaporizado se drena de forma espontánea del organismo junto con el líquido de irrigación utilizado durante el procedimiento.
El procedimiento de vaporización mediante láser de holmium es altamente eficaz y se asocia a un periodo de hospitalización breve, una rápida recuperación y complicaciones postoperatorias mínimas.

See all See less

¿Qué cabe esperar después del procedimiento?

La vaporización prostática mediante láser de holmium de alta potencia es altamente eficaz en términos de mejoría de los síntomas de la HBP.
En muchos casos, los pacientes pueden recibir el alta hospitalaria el mismo día de la intervención quirúrgica, aunque permanecer hospitalizado durante una noche es bastante frecuente. Es posible que experimente algunas molestias o sangrado durante la micción, aunque ambos remiten de forma espontánea.
Además, para drenar el tejido vaporizado residual, se coloca un catéter postoperatorio durante las 24 horas posteriores a la intervención quirúrgica.
Concluido el procedimiento, notará de inmediato el alivio de los síntomas de la HBP, así como una mejora de su calidad de vida. Podrá retomar su rutina diaria en muy poco tiempo, sin dolor ni molestias.

See all See less